PPPNUEVA IMAGEN DE SAN JOSÉ DE CALASANZ EN CORUÑA

Me han pedido desde Hoja informativa que presente mi último cuadro y lo hago hoy por ser día significativo para los escolapios, aunque todavía no esté instalado en su lugar ni debidamente presentado.
Se trata de un Calasanz que será instalado en el nuevo Oratorio de los Niños del Colegio Calasanz de A Coruña. Surgió la necesidad de remodelar el antiguo oratorio y pensamos que una pintura que diera color y vida al oratorio sería una buena idea. Me puse a ello. Concebir la idea, y hacer los dibujos iniciales me llevó cerca de dos meses. Decidí hacer un cuadro grande, que se comiera el espacio del oratorio de forma que no se pueda escapar de participar de él, intentando crear un espacio envolvente. En el cuadro podemos ver en el centro a Calasanz, ante un altar que flota en el aire, sin base ni pie, suspendido como un ovni, de forma redonda, pero en la perspectiva ovalado. Sobre el altar un cáliz de Sargadelos (un guiño de autor a esta tierra gallega) y un bollo de pan. Detrás de Calasanz, María con el niño sentado en sus rodillas y alrededor de Calasanz muchos niños, “como para una boda”, dijo alguien. Los niños están. Quizás es el verbo clave, de este cuadro: estar; están con Calasanz, con María, pero María está con los niños, con Calasanz…. Pareciera que se han puesto ahí como para una foto, cada uno con su estilo, con su carácter, con su presencia, miran a la “cámara”, es como un inmenso selfi.
El tamaño del cuadro es considerable, 450 cm de largo y 230 de alto. Pintado en acrílico, gran parte a espátula. Lo he tenido que hacer por partes. Una vez concebida la idea y con el dibujo previo en mano, dividí el trabajo en dos tableros cada uno e 225 cm de largo por 230 cm de alto. Pinté primero una pieza la de la izquierda del observador, que me llevó desde el 22 de diciembre de 2019 al 1 de marzo de 2020.  La segunda, gracias al estado de alarma y a contar con mucho más tiempo tardé bastante menos de lo previsto. Comencé la segunda pieza el 7 de marzo y para el 4 de abril estaba acabada. Quedaba ensamblar las dos piezas y pintar la parte central, que en este caso era la figura de Calasanz. Pintar, igualar, poner cara a Calasanz… Operaciones que el 18 de abril tenía ya finalizadas.

CALASANZ
Es la figura central y la más grande, supera en algo los dos metros, vestido con el hábito escolapio, con los brazos abiertos en actitud de acoger, acoger a los niños, pero a la vez acoger el misterio de la Eucaristía. El tamaño del altar corresponde exactamente con la apertura de brazos de Calasanz. Joven de mirada profunda, presidiendo ese gran corro de niños y niñas e invitando a participar en él.
MARIA Y EL NIÑO
Si Calasanz es el centro, el eje del cuadro, María es el centro de la luz, de ella emana la luminosidad y el color que llena el cuadro. Muestra con un sencillo gesto de su mano al niño Jesús y está sentada en el espacio, flotando también como el altar. Es el fondo más profundo de la escena, el más próximo es el ojo del que mira.
EL ALTAR
El altar es un altar especial, de granito, pesado, pero no tiene apoyo físico alguno, representa el misterio de la Eucaristía. No tiene apoyo físico, flota precisamente porque la eucaristía es un misterio sostenido sólo por la fe. Pan y vino, representados por un cáliz y un bollo de pan ocupan la parte central del cuadro. Si Calasanz es el centro en el eje vertical, la eucaristía lo es en el vertical y en el horizontal.
LOS NIÑOS
Por fin los niños, muchos niños, en total 16, mayores, pequeños, unos de pie, otros por el suelo, niños, niñas, algún malote, algún pijín, un oriental, un africano, dos que leen otros miran, pero todos orgullosos de participar en ese revoltijo que tiene como factor común estar con Calasanz.
Quisiera haber hecho una inauguración oficial del cuadro y de la remodelación del oratorio. El martes 12 lo instalaremos en su lugar. Quizás tenga que contentarme, por este curso, con presentarlo a algunos profesores. Y todo a la espera de que los verdaderos críticos en arte vuelvan al colegio, quizás en septiembre y nos hagan sus sinceras críticas a la obra y a su autor.


A Coruña, 8 de Mayo día de Nª Sª la Bienaventurada Virgen Madre de Dios de las escuelas Pías.
Javier Agudo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

COLEXIO CALASANZ PP:ESCOLAPIOS A CORUÑA