galego
castellano

 

 

 
HIMNO

LAS CAMPANAS

Las campanas repican vibrantes,
Calasanz, volteando en tu honor,
y los cirios te ofrecen temblantes
en tu altar su poema de amor.

Así quieren tus hijos queridos
sobre el son de las torres cantar
y con besos de amantes latidos
ser los cirios que alumbren tu altar.

Gloria y honor, gloria y amor a Calasanz
Gloria y honor, gloria y amor a Calasanz

HUBO UN HOMBRE

Hubo un hombre
que pasó por esta tierra,
hubo un hombre
que se dio por los demás,
hubo un hombre
que supo ver en los niños futuros hombres
de una nueva humanidad.

San José de Calasanz, San José de Calasanz
supiste dar tu vida por los demás
San José de Calasanz, San José de Calasanz
supueste dar tu vida por los demás
enseñándoles a amar.

Como un padre para el que no tuvo padre
como hermano para el que no tuvo hermano,
como amigo para aquel que en esta vida no ha tenido
el cariño de un amigo
(para aquel que en esta vida no ha conocido a Jesús, su gran amigo).

 

COLEXIO CALASANZ PP:ESCOLAPIOS A CORUÑA